Mitos sobre la Esterilización / Castración

Mito: Es recomendable que una perra o una gata tengan una camada antes de operarlas.

  • Realidad: Entre más pronto esterilices a tu gata o a tu perra, asegurarás un futuro más saludable apara ellas. Se ha comprobado que esterilizar a sus mascotas a una corta edad es muy seguro y las posibilidades de que desarrollen cáncer mamario o infecciones uterinas aumentan entre más tarde se esterilicen.

Mito: Si esterilizo a mi mascota le va a cambiar su personalidad.

  • Realidad: Los animales esterilizados siguen siendo compañeros cariñosos y protectores. Castrar a los machos por lo regular reduce su instinto de pelear, de escaparse en busca de hembras y hasta de marcar con orina por todos lados. Castrarlos no les cambia su personalidad y en muchas ocasiones mejora su habilidad para trabajar.

Mito: Mi mascota se va a volver floja y gorda si la esterilizo

  • Realidad: Las mascotas suben de peso porque les damos mucho de comer y no las hacemos ejercitarse, por lo que la cirugía de esterilización no significa aumento de peso para su mascota.

Mito: La cirugía va a ser dolorosa y peligrosa.

  • Realidad: Las cirugías de esterilización son las cirugías más comúnmente practicadas en mascotas en el mundo, son procedimientos muy seguros y su mascota se sentirá como si nada hubiera pasado en unos cuantos días.

Mito: Los niños deberían ser testigos del milagro de un nacimiento.

  • Realidad: Observar un nacimiento puede ser grotesco y muy a menudo traumático para niños pequeños. Existen excelentes herramientas de enseñanza como libros y videos para ayudarles a los niños a entender el proceso de un nacimiento. Miles de animales callejeros son eutanasiados diariamente. Enseñe a su niño a entender el problema de la sobrepoblación de animales callejeros y la importancia que la esterilización juega en ayudar a controlar ese problema.

Mito: Es fácil encontrarles casa a todos los cachorritos o gatitos.

  • Realidad: Cada año se eutanasian millones de perros y gatos en los Estados Unidos y al rededor del mundo, simplemente porque no hay suficientes casas para ellos. Cada casa que encuentres para tus cachorritos o gatitos es una casa menos que podrá adoptar un animal callejero, que actualmente se encuentra en los albergues esperando que alguien lo adopte.